viernes, enero 05, 2007

Cuando la espera se hace eterna

Rodrigo Schiaffo
rschiaffo@futboliquique.cl


Pocas son las horas que faltan para que, quizás, nuevamente nuestro fútbol se codee con el profesionalismo. Poco queda ya para que todos los iquiqueños estén presentes en el Tierra de Campeones apoyando y gritando por el dragón. Muchas son las sensaciones que recorren la mente de quien esto escribe, pero dentro de todo eso aflora la esperanza de que esta vez sí se puede.

Mucha agua ha pasado por debajo del puente en estos años que nuestro fútbol renació para la alegría del hincha celeste. Atrás quedaron campañas que sólo ilusionaban y no daban frutos, pero esta vez el futuro se vislumbra auspicioso para ese equipo de Municipal que, a punta de goles, sudor y garra, está por torcerle la mano al destino y hacer historia.

Quedan pocas horas para el desenlace y no hay vuelta atrás, ya es cosa del pasado el partido con Iberia en Los Ángeles, nada se pudo hacer ante un conjunto que cuando tomó la ventaja se colgó del travesaño, sumado a la pésima actuación del colegiado. Después se comienza este tire y afloje con un tema que ya es figurita repetida: El hombre del maletín. Mucho se habla de este personaje, pero le dejamos esta interrogante a la opinión pública, ¿Cree usted que Municipal tuvo que recurrir a este peculiar recurso?

Sin lugar a dudas que este plantel tiene y con creces jugadores que le aportaron a lo largo de este torneo el dinamismo que se necesitaba, pero por sobre todas las cosas tiene gol. Las incorporaciones de Patricio Contreras y César Venegas trajeron al club la puntada final que necesitaban los dragones. Si a esto le sumamos el buen juego colectivo del equipo tenemos la ecuación perfecta. Y los resultados están a la vista, mejor dicho en las estadísticas.

Poco es el tiempo y muchas son las ansias, los noventa minutos que quedan serán los más eternos en la carrera de estos muchachos, tendrán que matarse dentro de la cancha, así se lo va a exigir la hinchada, pero este equipo no lo va a dudar cuando deba dejar todo en el campo de juego.

El profesionalismo está a la vuelta de la esquina y este sábado a partir de las 18 horas usted no se puede perder este pedazo de historia que comenzaron a escribir estos gladiadores vestidos de celestes, esperando que como toda buena historia, termine con un final feliz.

1 comentario:

Walter Gómez dijo...

Felicitaciones Rodrigo, que gran comentario... Y por supuesto decirte que estoy totalmente de acuerdo contigo. La espera se ha hecho eterna, creo personificar a muchos hinchas celestes si afirmo que esta semana ha sido interminable. Pero ya estamos a pocas horas de celebrar el regreso al fútbol profesional, porque estoy seguro que estos chicos lo lograrán. Tal y como lo he dicho en ocasiones anteriores, estos nuevos dragones han resucitado toda la garra y el orgullo del futbolista iquiqueño, dándonos nuevas alegrías y haciendo volver el público al estadio. Por que esa identidad con la que estos chicos juegan, es la que hace vibrar al hincha iquiqueño... porque nuestra gente esta acostumbrada a luchar contra la adversidad, a ser hijos del rigor, y sólo goza cuando en la cancha los jugadores son el reflejo de esa ideosincracia, luchando cada pelota como si fuera la última.
¡¡¡Suerte Dragones!!!
Este sábado volveremos al sitial del cual nunca debimos bajar... el fútbol profesional chileno.
¡¡¡FUERZA DRAGONES!!!